sábado, 12 de julio de 2014

Localizar ruidos en zona de correas

En este artículo vamos a seguir una guía tutorial para la localización de averías o ruidos en la zona de correas, tanto de distribución como de accesorios o auxiliar. Estos pasos nos ayudarán a concretar el origen del fallo según sus síntomas o características del ruido.
Este tipo de reparaciones pueden complicarse ya que determinar la pieza o mecanismo que emite el sonido con exactitud puede ser dificultoso por los demás ruidos normales e incluso por los mismos rebotes de sonido del hueco de motor o carrocería que lo envuelve. 







Generalizar en este tipo de averías puede resultar complicado ya que cada vehículo dispone de una distribución diferente de los elementos giratorios, poleas, tensores, engranajes y demás. Para poder clasificar   los posibles problemas en la zona debemos prestar atención a las condiciones del motor cuando éste provoca el ruido. Vamos a empezar por el primer paso y probablemente uno de los mas esclarecedores.

El ruido viene de la correa de accesorios o de la correa de distribución:
Este seria el primer paso siempre, una vez escuchado el molesto ruido debemos asegurarnos de que zona proviene. Destensamos y desmontamos la correa exterior de accesorios y volvemos a poner en marcha el motor, con esta simple prueba ya podemos saber de donde procede el ruido. Supongamos que el ruido no desapareció y entonces lo tenemos localizado en la zona de distribución o correa dentada.

- Ruido localizado en la zona de correa de distribución.
Este seria probablemente el caso mas sencillo, con esto me refiero que cuando trabajamos en la zona de distribución no podemos correr riesgos ya que la avería por un fallo ahí podría ocasionar desastres mecánicos graves. El proceso seria el siguiente, primero de todo deberíamos despejar la zona de tapas y cubre polvos con el fin de poder observar con claridad y poner en marcha el motor con el objetivo de ver el giro de piñones, rodillos, tensores y poleas descartando balanceos o desequilibrios en ellos, si es así,sustituiremos el elemento defectuoso y comprobaremos una vez montado el nuevo.Siempre que arranquemos el motor en estas condiciones la polea del cigüeñal deberá estar montada para evitar que la correa termine saltando ya que siempre tienden a salir hacia afuera.
En el caso de que el giro de los elementos de distribución sea el correcto llevamos el motor al punto de calado asegurándonos de las marcas, destensamos y retiramos la correa. Aquí lo mas correcto seria comprobar detenidamente posibles roces con las tapas de plástico o con el bloque o culata del motor a parte de girar manualmente los rodillos. Una vez comprobado esto y en el caso de no apreciarse marcas claras que nos indiquen la procedencia del ruido tenemos que sustituir el Kit de Distribución completo, correa, tensor y rodillos. Como he apuntado antes, en esta zona no podemos jugar cambiando piezas únicas por la peligrosidad que conlleva.

- Ruido localizado en correa de accesorios o de alternador:
Si en el procedimiento de descarte anterior hemos llegado a la conclusión de que el ruido proviene de la zona externa o zona de correas auxiliares procederemos de la siguiente manera:
En el caso de que el equipo disponga de varias correas debemos seguir con las pruebas de descarte, vamos quitando correas y eliminando posibilidades. A día de hoy hay pocos vehículos en los que encontremos mas de una correa de alternador ya que las nuevas correas de canales han sustituido poco a poco las clásicas individuales, con estas nuevas logramos un mejor agarre al tener una superficie de apoyo mas grande, simplificación y son mas duraderas.
Supongamos que estamos trabajando con un vehículo con correa poli o de canales ancha. Lógicamente lo primero que miraremos será la tensión de la misma, aunque estas suelen llevar tensor automático no esta de más comprobar que tira con fuerza y el recorrido del tensor se completa sin dificultad. Seguidamente ponemos en marcha el motor y comprobamos aquí también los posibles desequilibrios de poleas o balanceos en el giro. En el caso que observemos un funcionamiento de rotación correcto seguimos con el procedimiento. Destensamos y desmontamos correa de alternador para comprobar manualmente cada polea, rodillo o tensor girando con la mano. Si el ruido es pronunciado probablemente lo encontremos de esta manera, pero este no suele ser el caso, lo normal es que a las bajas revoluciones que logremos poner cualquier accesorio no emita el molesto ruido que provoca con el motor en marcha.
En el caso de no escuchar claramente el ruido vamos a seguir colocando de nuevo la correa correctamente y poniendo en marcha de nuevo el motor. Ahora vamos a intentar variar ese ruido con el fin de acercarnos mas al origen. Con variar el ruido me refiero a hacer trabajar esos elementos arrastrados por la correa a pleno rendimiento y observar si el ruido se agudiza en ese momento, me explico.
Con el motor en marcha vamos a forzar en primer lugar el trabajo del alternador activando desde el interior del vehículo accesorios eléctricos como luneta térmica, luces largo alcance, antinieblas, limpiaparabrisas y demás, con esto conseguiremos que ese consumo frene aun mas el rotor del alternador provocando un mayor esfuerzo. Si el ruido varia notablemente podremos inclinarnos casi con total seguridad al alternador y sus rodamientos, si no seguimos.
Ahora forzamos otro elemento, la bomba de servodirección o dirección asistida. Girando el volante a tope llevamos a la bomba al momento de máximo esfuerzo. Si sus álaves, pistas o cojinetes se encuentran defectuosos el ruido se agudizará y descartado un bajo nivel de liquido en el deposito nos decantaríamos a reparar la bomba de servodirección, si es que no, seguimos.
El compresor de aire acondicionado tiene dos posiciones, la de reposo y la de marcha que es cuando engrana el electroiman la polea con el compresor de aire, ahí poco podemos hacer mas que afinar nuestro oído acercandonos a la zona o utilizar un destornillador o herramienta metálica larga, un extremo lo apoyamos en el compresor y por el otro escuchamos. La prueba no resulta totalmente efectiva pero suele dar una ayuda. También comprobaremos si el ruido aparece en el momento que el electroiman se acciona tras conectar el aire acondicionado, ahí no habría duda que el fallo esta en el compresor, si no es asi seguimos.
Actualmente y sobretodo en motores diésel se montan poleas con una especie de silentblock o amortiguadores de golpe para conseguir una suavidad de giro y disminuir ruidos y traqueteos. Este sistema es muy eficaz pero también se avería. Su ruido es muy similar al de una correa destensada, los clásicos chirridos. Normalmente cuando estos "embragues de polea" rompen desprenden un polvo y si no estamos seguros debemos comprobar en el bando de trabajo la efectividad del sistema, fijando la parte interior al tornillo de banco y girando con fuerza la exterior comprobando que su recorrido no llegue a tope. Encontraremos este tipo de sistema normalmente en poleas de cigüeñal y alternador.
Una vez comprobados todos los elementos citados y en el caso de que su funcionamiento sea el correcto solo nos queda cambiar la correa de accesorios junto con el tensor.

- Preguntas frecuentes relacionadas:
Escucho el ruido en frío, en caliente desaparece. Este caso suele ser por engrase o defecto en cojinetes. Debido a la dilatación de los materiales por temperatura podemos tener variaciones en el ruido.
Cuando giro la dirección a tope suena. Aquí puede ser por tres motivos, uno que la correa este destensada y al trabajar la servodirección patine. Que el nivel de liquido del deposito sea insuficiente o que la bomba de dirección asistida este averiada.
Cuando pongo las luces o el aire acondicionado chirria. Bien sea por la tensión de la correa insuficiente para arrastra el alternador en momentos de trabajo máximo o por que el motor compresor de A/C se encuentre clavado.
Escucho un ruido en la zona de correas y pierde agua. Las bombas de agua suelen perder liquido por un conducto mecanizado en el cuello del eje. Cuando el eje de la polea se desgasta y coge holgura provoca ruidos de rodamiento y perdidas de agua. 
Me cambiaron las correas en el taller y hacen ruido. Cuando sustituimos una correa muchas veces emiten pequeños ruidos que deberían desaparecer con el uso, ya que a veces las mismas letras y marcas que inscriben sobre ellas pueden provocar ese ruido. Lo lógico seria esperar si el ruido no es demasiado escandaloso o acudir al taller por seguridad. También se debería revisar la tensión pasados unos kilómetros ya que se adaptan a las poleas con el rodaje y pueden quedar flojas en el caso que el tensor sea manual.

- Notas:
. A veces y por la constitución del hueco de motor los ruidos pueden confundirnos y llevarnos a la zona equivocada, siempre que busquemos ruidos de rodadura pisaremos el embrague a fondo para separar la caja de cambios y descartar la misma. 
. La comprobación del nivel de aceite por seguridad es necesaria también para evitar ruidos por deficiencias de lubricación.
. También podemos encontrar correas y elementos sujetos a partes móviles del motor en el lado opuesto a la distribución. Bombas engranadas al volante de inercia, bombas de vació al final del árbol de levas y demás.
. Siempre cerciorarnos de que el ruido se emite con el coche parado, en el caso de que fuera circulando deberíamos irnos a otros lugares como transmisión.
. El tema de usar sprays o productos para correas me parece un error ya que ocultamos la avería real.
. No hay que prestar menos atención a los problemas en correas exteriores, se dan muchos casos en los que la correa defectuosa termina metiéndose por detrás de la polea del cigüeñal poniendo en serio peligro la vida del motor por posible fallo en la correa de distribución.
Publicar un comentario