sábado, 19 de julio de 2014

Aire Acondicionado y Climatización del Automóvil

Descripción y funcionamiento del sistema de Aire Acondicionado y climatización del automóvil. Esquema de sus elementos con definiciones y funciones básicas, posibles averías y comprobaciones del equipo de clima para diagnosticar y reparar fallos a continuación.









Éste es el esquema de un equipo básico de aire acondicionado de un vehículo convencional. Vamos a describir a continuación sus elementos y función:

- Descripción y función de elementos:

1. Compresor
El compresor es el mecanismo encargado de aspirar el gas, comprimirlo y ponerlo en circulación a través de los circuitos y demás elementos. Cada sistema montará un compresor especifico según las características y capacidad del equipo. El mecanismo interior de los compresores puede variar según marcas pero el resultado o el objetivo siempre es el mismo.

2. Condensador
El condensador es el elemento encargado de trasformar el gas en líquido, lo consigue bajando su temperatura. Es un radiador convencional con ventilador adecuado para alojar gas y liquido del sistema de climatización

3. Filtro Deshidratante
Este filtro tiene varias funciones y es un elemento básico para el buen funcionamiento del sistema:
- Retiene partículas de suciedad con el filtro interior.
- Retiene la humedad, como su nombre indica esta es una mas de sus funciones.
- Actúa de contenedor de gas liquido, hace de deposito acumulador.
- Controla la calidad de la condensación. Disponen de una mirilla para ver si hay burbujas de aire dentro del circuito.

3. Presostato
Es el encargado de controlar y regular las presiones en el circuito refrigerante, conocidos como válvulas trinarias o cuatrinarias. Éste controlará el arranque del compresor y de los ventiladores según la presión.

4. Válvula de expansión
Esta válvula regula la cantidad de gas en estado liquido que debe entrar en el evaporador para el funcionamiento correcto. Hay tres tipos, termostáticas, monobloque y de tubo.

5. Evaporador
El evaporador es un intercambiador de calor o radiador, en el interior del vehículo,  por el que circula el gas liquido frío y mediante un ventilador empuja el aire refrigerado hacia el habitáculo.

6. Sonda del evaporador
Sensor encargado de enviar información de la temperatura del evaporador ya sea a la válvula trinaria o a centralita en el caso de climatizadores.

7. Filtro de habitáculo
Este filtro de habitáculo o filtro de anti polen es el encargado de eliminar impurezas en el aire que utilizamos para ventilar el interior del coche.

8. Tubos y mangueras
Estos conductos diseñados según las características del equipo son los encargados de trasportar el gas o liquido entre los elementos que forman el esquema. Encontraremos siempre secciones anchas para los tramos de baja presión y diámetros mas pequeños para las zonas de alta presión.

- Funcionamiento del sistema:
El compresor o motor del aire acondicionado empuja el gas y manda presión hacia el condensador. El gas, al pasar por el condensador baja su temperatura y presión pasando a estado liquido.
 Cuando sale del condensador pasa por la válvula trinaria ofreciendo lectura de presión a la misma, de ahí sigue pasando por el interior del filtro, eliminando impurezas y humedad.
Ahora la válvula de expansión será la encargada de regular la cantidad de gas en estado liquido que entra en el evaporador.
El gas liquido ya circula por el evaporador y el ventilador empuja el aire frío, filtrado por el anti polen, hacia el habitáculo.
El compresor aspira el gas llevándolo de nuevo a su interior para seguir comprimiendo y enviando a través del circuito cerrado.

- Diferencia entre Aire Acondicionado y Climatizador:
Hemos descrito los elementos y funcionamiento básico de un sistema de aire acondicionado convencional de coche. Si a este sistema le añadimos una regulación de temperatura electrónica (compresor de presión variable), un accionamiento de trampillas automático o eléctrico con motores, sensores de temperatura exterior, interior, de escarcha y demás, tendremos un climatizador.
Con esto quiero decir que el funcionamiento básico siempre será el mismo. Dependiendo de sus accesorios y modo de selección de clima y demás, podremos decir que el equipo convencional de aire acondicionado se trasforma en un moderno climatizador.
Los climatizadores incorporan centralitas de control y diagnosis del sistema.

- Diagnosticar averías en el equipo de climatización:
Para diagnosticar posibles fallos o averías en el sistema de aire acondicionado y conociendo el funcionamiento básico del mismo, podremos comprobar paso a paso cada elemento basándonos en dos factores claves del sistema, la presión y la temperatura.
Estos dos factores son directamente proporcionales, cuanto mayor sea la presión mayor sera la temperatura y viceversa. Si disponemos de una máquina de carga con relojes de presión genial, si no es así podremos guiarnos simplemente verificando temperaturas con las manos.

Hay que saber diferenciar con claridad los tramos de alta presión y los de baja. Como hemos apuntado antes, la sección de los tubos nos puede ayudar.
Desde la salida del compresor hasta la entrada al evaporador o válvula de expansión tenemos el circuito de alta. La temperatura de las mangueras aquí debe ser alta debido a la presión del compresor. Dicha temperatura debe bajar considerablemente tras su paso por el radiador evaporador, con estos dos pasos ya hemos comprobado el buen funcionamiento teórico del compresor y del evaporador.
Del evaporador en adelante nos encontramos la válvula trinaria, esta debería hacer funcionar el compresor y los ventiladores según la presión medida en la manguera, si sospechamos que esta válvula falla podemos probar a puentear sus cables para asegurarnos.
Mas adelante el gas liquido pasará por la válvula de expansión. Si el liquido encontrara dificultades para pasar ahí o en cualquier tramo aumentaría la presión y lógicamente la temperatura. Si notamos alguna sección de la instalación extremadamente caliente podemos tener la señal de que algún paso se encuentra obstruido.
Ahora el gas esta en el evaporador. Tanto éste como el condensador son radiadores convencionales adaptados al tipo de fluido que trasportan. Las averías clásicas serian las roturas, desgastes con las fugas de gas que puedan ocasionar, y suciedad o impurezas que impidan la correcta circulación en su interior. Las fugas las veremos físicamente o sospecharemos de ello por falta de gas, y las dificultades de circulación de gas en su interior nos darán altas presiones con su consiguiente subida de temperatura.
En los filtros secantes lo mismo, si se encontraran obstruidos también nos daría el aviso la temperatura del filtro o de los conductos cercanos.
Lógicamente y antes de todo deberíamos estar seguros de que el sistema esta cargado de gas. Nos podemos ayudar de la mirilla que incorpora el filtro secador asegurándos que no hayan burbujas de aire.
Después de sustituir cualquier elemento del sistema deberíamos sustituir también el filtro secador ya que ahí se acumularía suciedad o restos de desgaste de elementos.

- Preguntas frecuentes relacionadas:
. Cargo el equipo y solo enfría por unos días
Aquí tendríamos seguramente un fuga considerable en el circuito de gas. Al perder la carga en tan poco tiempo es probable que la podamos ver con facilidad. Restos o manchas aceitosas en puntos de conexión o elementos del sistema nos pueden dar la solución.
. La carga de gas me dura por unos meses.
Éste también seria un caso de fuga de gas, pero en este caso al ser tan pequeña la fuga nos será bastante difícil localizarla con seguridad. Para estos casos es necesario realizar una nueva carga con un liquido especial, que de fugar por algún sitio, lo veremos con claridad con una pistola de infrarrojos y unas gafas especiales.
. Los primeros minutos enfría y luego se para.
Ahora probablemente la válvula trinaria esta desconectando el compresor por detectar sobrepresion, ya sea por un fallo en el ventilador del compresor, impurezas en el circuito o elementos que eleven la presión o bien por altas temperaturas en el motor de combustión.
. El aire que sale por las trampillas huele mal.
La caja que contiene el evaporador y el sistema de calefacción de nuestro vehículo dispone de un desagüe para eliminar el agua por condensación que crea el evaporador, ésta es el agua que vemos caer de nuestro coche cuando llevamos el aire puesto. Es inevitable a veces que queden restos de humedad, y estos pueden provocar el molesto olor. Hay productos en spray especiales para estos casos, éstos se echan por las trampillas y se dejan reposar por unas horas, así deberíamos eliminar los olores a humedad.
. El equipo funciona bien pero el aire no sale frío.
A veces podemos encontrarnos problemas en las trampillas que separan el aire caliente de la calefacción y el frío del climatizador. Si las trampillas no cierran bien por cualquier motivo el aire se mezclará ocasionando la avería.
. Sale poco aire por las trampillas.
Hay que revisar periódicamente el filtro anti polen. Éstos acumulan mucha suciedad dificultando el paso de aire hacia el interior del habitáculo. Lo podemos verificar utilizando el botón de reciclado, en teoría el aire reciclado no pasa por el filtro, notaremos diferencia de caudal de aire al accionarlo.
. Cuando pongo el aire escucho ruido en el motor.
El sistema de aire acondicionado produce ruidos normales como el generado por el ventilador, el compresor, el ventilador interior y demás. Si escuchamos un ruido metálico cuando tenemos el aire puesto es probable que nuestro compresor este mecánicamente defectuoso.







Publicar un comentario