miércoles, 27 de agosto de 2014

Fallo de Masa en Luces de Pilotos Traseros

En esta guía de reparación vamos a tratar un clásico fallo de luces traseras. Una avería que provoca que cuando pisemos el freno o pongamos un intermitente se enciendan las demás lámparas de los pilotos traseros aleatóriamente. En principio una avería complicada y confusa pero de fácil explicación y solución. Guia de reparación dentro del post.


Pues bien, como describía en la entrada del post, el síntoma de esta avería eléctrica es bastante escandaloso, en pocas palabras, nuestros pilotos traseros parecen la iluminación de un árbol de navidad. Cuando pisamos el freno, ponemos la marcha atrás, intermitentes o antinieblas, los pilotos parecen volverse locos.
La avería proviene de un fallo eléctrico, exactamente del porta lámparas del piloto.

En la figura vemos un portalamparas convencional de piloto trasero de coche. Vemos claramente las pistas y anclajes de las lámparas. Pistas de corriente positiva y una de masa o negativo. 
Aquí es donde esta el detalle que delata la avería, todas las luces tiene una masa o negativo común o compartido, es decir que esa pista será la mas utilizada y la que acuse el desgaste por contacto eléctrico con mayor frecuencia.


Normalmente el fallo se manifiesta físicamente y a simple vista en el pin correspondiente al negativo del porta lámparas. Un fallo en este contacto nos ocasiona que la corriente busque otro camino mas fácil para cerrar el circuito siendo éste las pistas positivas de las demás lámparas. Al pasar la corriente a través de la placa y las bombillas éstas se encienden con menor intensidad y de una manera aleatoria.


Ahora que ya tenemos el fallo localizado vamos a proceder a su reparación. Podemos hacerlo de varias maneras, pero todas enfocadas al pin negativo del conector.

1. Sustituir el porta lámparas y sanear o sustituir el conector del vehículo.
2. Limpiar concienzudamente el pin afectado y el conector de la instalación si es posible.
3. Colocar un nuevo cable de masa desde el porta lámparas hasta la carrocería.

Las tres maneras son válidas para la resolución de la avería pero, hay que fijarse en el origen del fallo y suponer que este volverá a aparecer con el tiempo si no reforzamos la masa con el paso 3.

En la imagen vemos como se refuerza la placa correspondiente al negativo del porta lámparas. Soldando un cable, en ambos pilotos, de ahí hasta un lugar de la carrocería disminuiremos el esfuerzo o trabajo soportado por el pin del conector ya que la corriente siempre irá por el cable que menos resistencia ofrezca. Así evitaremos quemar de nuevo el el pin y asegurar que ese fallo no vuelva a ocurrir.



Notas:
Este fallo también puede ser ocasionado, aunque en menor medida, por la mala colocación de una lámpara e incluso estar una de dos polos donde corresponde una de un polo o a la inversa.




Publicar un comentario